Se desploman los mercados y lleva a paro emergente.

El promedio industrial Dow Jones retrocedía 7.29 por ciento.

Los mercados bursatiles en Estados Unidos hicieron un paro de emergencia de 15 minutos, luego del desplome en los primeros minutos de operación, en una medida diseñada para limitar el pánico que se desencadenó por última vez durante la crisis financiera de 2008.

Este interruptor de emergencia se activa cuando los mercados caen más de 7 por ciento. Una vez que se reanudan las operaciones, el próximo interrumptor se dispararía si las pérdidas alcanzan el 13 por ciento.

Los mercados estadounidenses y México inician las operaciones del lunes contagiados de la turbulencia de ventas provenientes de Europa y Asia, luego de que la caída de los precios del petróleo sacudiera a los inversionistas desde las primeras operaciones del domingo del otro lado del Atlántico.

A la apertura, el promedio industrial Dow Jones retrocedía 7.29 por ciento que lo ubican en 23 mil 979 puntos; el S&P 500 cae 1.71 por ciento, a las 2 mil 972 unidades y el tecnológico Nasdaq pierde 6.86 por ciento, a los 7 mil 987 puntos.

La tensa situación provocada en los mercados por el coronavirus se acentuó luego de que Arabia Saudita señaló el fin de semana que planea empezar a producir más de 10 millones de barriles de petróleo por día a partir de abril después de que su alianza con Rusia dentro de la OPEP+ se viniera abajo en la última reunión del grupo, el viernes pasado y tras una semana de pláticas en Austria.

El mayor exportador de petróleo del mundo comenzó una ‘guerra’ de precios al aplicar el mayor recorte a los precios en los cuales vende crudo al extranjero en los últimos 20 años, ofreciendo descuentos sin precedentes en Europa, Medio Oriente y Estados Unidos para que las refinerías compren el producto a los saudíes a expensas de otros proveedores.

Las diferencias entre la OPEP y Rusia, ha llevando a una reducción de casi del 30 por ciento en los precio del petróleo.

Desde hace poco más de un mes, la aparición del coronavirus y ahora este nuevo riesgo, que amenaza con inundar un mercado ya saturado, ha provocado un aumento en la percepción del riesgo a nivel global que ha llevado la tasa de los bonos del Tesoro a un mínimo histórico de 0.4964 por ciento y al oro a los mil 700.14 dólares la onza, nivel no visto desde el 18 de diciembre de 2012.

En México los índices accionarios también amplían las caídas pero con menos fuerza en una sesión en donde destacan datos de la inflación.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), cae 4.85 por ciento, a los 39 mil 381 puntos.

En datos económicos, hace un par de horas, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó la inflación se ubicó en 3.70 por ciento anual durante febrero de 2020, su mayor dato desde julio de 2019.

“Con la subida en el tipo de cambio y de los mercados de materias primas es de esperarse que suban los precios de las importaciones y que se presione la inflación, aunque no de manera inmediata, dificultando al Banco de México el recortar la tasa de interés si no se llevan a cabo medidas para suavizar las decisiones del mercado”, comentó, Gabriela Siller, directora de análisis bursátil y financiero de Banco Base.

Comentarios con tu cuenta de facebook