Migración, problema humanitario.

La migración poblacional es un fenómeno histórico que tiene una gran repercusión a nivel mundial; desde el añejo periodo paleolítico los desplazamientos humanos se dieron por diversas razones y en nuestra época contemporánea se han venido registrando de manera significativa, hacia países que son atractivos para el desarrollo humano.

Los actuales acontecimientos que corresponden a la enorme caravana de migrantes centroamericanos con destino a Estados Unidos, se da dentro de una firme sospecha de manipulación masiva, ya que por sus características es muy complicado que se haya dado de manera espontanea.

La economía Hondureña, en estos momentos se encuentra fortalecida ya que promedia un crecimiento del 3 por ciento anual, superior al Mexicano desde el 2010, además su inflación no supera el 5 por ciento anual y el desempleo está abajo del 10 por ciento.

Estos números nos dan como resultado una economía solida, y contrasta con el gran flujo migracional que se está dando hoy mismo, pero esta situación es algo que no compete averiguar al gobierno mexicano, solo le compete contrarrestarla.

El éxodo dio inicio el 12 de Octubre originándose en el corazón de Honduras, y llegó a México 7 días después el 19 de octubre; ha llamado la atención de los reflectores de todo el mundo ya que un éxodo de estas características resulta inédito para nuestra región.

El problema primordialmente es de razones humanitarias, ya que la falta de recursos y el vivir a la intemperie ante climas desgastantes, son uno de los problemas que flagelan a estos ciudadanos centroamericanos, por lo que diversas asociaciones civiles e inclusive  los tres niveles de gobierno en nuestro país, se han pronunciado por darles auxilio alimenticio, de salud y hasta laboral.

Es una situación muy complicada la que tienen que sufrir, ya que uno de cada 4 migrantes es menor de edad, además, los autoexiliados ya han sufrido accidentes al “colgarse” de transportes públicos y hasta se han reportado agresiones físicas hacia ellos.

Este acontecimiento no vislumbra que pueda llegar a un final feliz, ya que su intención de cruzar al otro lado de la frontera hacia Estados Unidos de manera ilegal, es una opción prácticamente imposible. El gobierno de Donald Trump ha anunciado un resguardo de su frontera, movilizando a mas de 15 mil soldados con la orden de frenar este megaflujo poblacional.

No es para menos, ya que los Norteamericanos han incrementado sus controles migratorios, y elevado al rango de seguridad nacional, cualquier solicitud de internación en su territorio, ante los hechos acontecidos el 11 de septiembre de 2001, que le obligaron a rastrear cualquier posibilidad de ataques terroristas de parte de migrantes, a partir de aquella fecha mencionada.

Ante este panorama, se aprecia que quienes tendrán que resolver el problema, son las autoridades Mexicanas, ya que la estancia que tendrán que permanecer en suelo Mexicano, será de riesgo para ellos ante la falta de oportunidades por su carácter de migrantes ilegales.

Se menciona que algunos migrantes que pretenden cruzar por las fronteras Tamaulipecas de Nuevo Laredo y Reynosa, pretenden solicitar a migración su estancia legal en el país, esto lo mencionó el titular de la Oficina del Gobierno del Estado en la zona Norte Francisco Javier Garza de Coss, quien señala que habrán invitaciones para quien desee permanecer legalmente, y se solicitará presupuesto a de la federación, para proveer de alimentos y salud, además de garantizar la seguridad de ellos y de los Tamaulipecos.

Querido lector, que pase un excelente fin de semana.

Contacto: factorentredos@hotmail.com

 

Facebooktwittergoogle_plusredditmailFacebooktwittergoogle_plusredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *