La izquierda ya manda en el poder legislativo.

Los tiempos se cumplieron, y llega por primera vez en la historia de México, una mayoría conformada por partidos de izquierda, encabezando un proyecto abiertamente con sentido social, a la cámara alta y la cámara baja con representantes populares de diversos sectores sociales.

La transformación y el cambio de rumbo en la orientación de las políticas públicas, tendrá su base legal dentro de las minutas que habrán de presentarse al pleno, donde cada fracción partidaria cuenta con una agenda que tratará de sacar avante representando su proyecto, previa aprobación legislativa.

Esta LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, en sus 128 Senadores estará representada por 55 de morena mas 8 del Partido encuentro social, – que aunque no es de izquierda respalda el proyecto –  y 6 del Partido del trabajo, quienes llegaron en coalición; por su parte la cámara de diputados conforma 191 legisladores para morena mas 56 de Encuentro social y 61 del Partido del trabajo de un total de 500 representantes populares; lo que se traduce en contar con suficiente material político para ayudar al programa del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Inusitado, que en la cámara se escuchara: “Es un honor, estar con Obrador”, ya que hasta hace poco esta fuerza política era una minoría y sus manifestaciones fueron, en contra de las políticas públicas implementadas por los partidos mayoritarios, y que hoy dado el apoyo popular en las urnas, llevarán el control de ambos recintos.

A mitad del mandato de Enrique Peña Nieto, Morena promovía una iniciativa de austeridad gubernamental, han pasado 3 años y llegan de los dichos a los hechos, siendo una de las ofertas de esta facción legislativa.

Teniendo el “sartén por el mango” es como se disponen las bancadas de izquierda a  implementar reformas fiscales que promuevan la redistribución del ingreso y de la riqueza; tratando de reducir la brecha de desigualdad entre pobres y ricos; además las “baterías” apuntan hacia el cobro tributario a transnacionales que han estado exentas de dicho deber, según palabras de algunos actores políticos.

Haciendo eco de algunas de las demandas de los mexicanos, como erradicar la desigualdad, la inseguridad y la corrupción escomo se promoverá igualmente cambios en la legislación, donde la principal demanda es quitar el fuero al presidente de la república, como también a los legisladores y servidores públicos electos democráticamente.

Se buscará instaurar el mecanismo de “revocación de mandato” para someter a decisión popular si un mandatario debe de seguir en funciones cuando exista inconformidad social. Otra oferta que es prioritaria, es una ley de salarios máximos donde ningún funcionario público puede ganar más que el presidente.

Y las que por su complejidad resultan de mayor impacto, es echar atrás la reforma educativa y por otra parte iniciar  una ley de amnistía y justicia transicional, que según mencionó la próxima Secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero, sería dentro de un escenario de justicia social.

Estimado lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.

Contacto: factorentredos@hotmail.com

 

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario