Dedos de colores

Cd. Victoria, Tam. Humor negro, desde luego, pero hoy que están de moda los certificados de inocencia, el perdón por decreto, la misericordia para políticos, caciques y delincuentes, no ha faltado quien sugiera que en lugar de RUBEN MOREIRA debiera ir LUIS VIDEGARAY como compañero de fórmula de su enemiga íntima CLAUDIA RUIZ MASSIEU.

Todo ello a raíz de la nueva convocatoria lanzada el sábado pasado por el comité nacional priísta donde CLAUDIA es hoy (1) presidenta en funciones y, desde este martes, (2) candidata única a convertirse en (3) presidenta sustituta que concluirá el periodo para el cual fue electo MANLIO FABIO BELTRONES, en agosto de 2019. Dentro de un año.

Aquella facilidad, mire usted, con que se les cierra el mundo a los amigos tricolores, para atenerse, disciplinarse, someterse acaso, a una voluntad superior y omnímoda, en este caso del presidente PEÑA.

¿Unidad a toda costa, aunque debilite?, ¿renovación sin autocrítica?, ¿obediencia, aunque desaliente la urgencia de cambio que hoy aflora entre las bases?

Sin concurso ni mérito, ni competencia que valga la pena ser narrada, el proceso se torna (una vez más) en una triste farsa para arropar la designación vertical, antidemocrática.

Demasiados años de obediencia ciega parecen haber castrado la capacidad de iniciativa, anulado el natural espíritu de rebelión, exigencia, propuesta. Aunque en esa materia no son muy distintos el PAN y MORENA, con algunos matices.

DAÑO INTERNO

Hoy día Acción Nacional está en crisis porque un dirigente ambicioso y controlador, llevó a cabo una implacable guerra colonial contra la pluralidad de corrientes dentro de su partido, para luego hacerse de la candidatura sin mediar el consenso y acabar perdiendo de manera vergonzante.

Por esta razón, en el recuento actual de daños, se observa ahora dentro del panismo un intento algo desesperado por recuperar la fuerza que tuvieron las bases antes de la autocracia de RICARDO ANAYA.

Si lo consiguen o no, será otra historia (esta sí) digna de ser contada, pues de las pocas o muchas virtudes democráticas que el partido albiazul demuestre en este proceso interno, sabremos qué esperar en las respectivas contiendas por dirigencias locales y estatales.

En cuanto a MORENA, su quinto Congreso Nacional Extraordinario efectuado este domingo revela con nitidez la transformación de movimiento a partido.

Lo cual deberá materializar lo antes posible para cargar con el inmenso paquete de ser mayoría generosa en las dos cámaras, pero con una hambruna terrible de presencia territorial que se expresa en su reducido número de gubernaturas, 5 de 32 en todo el país.

Orador principal, el presidente electo exhortó a su partido a “no encaramarse en el poder ni permitir lacras de la política, desviaciones o que el pragmatismo destruya a su organización” ni “actuar como dirigentes que al llegar al poder se traicionan a sí mismos y a sus seguidores”.

Se mira AMLO en el espejo de VICENTE FOX cuando recuerda que, en 2000, “se apostó a la alternancia y terminó en una farsa dañina.”

EL CUERPO AUSENTE

Aunque la palabra clave sigue siendo estructura (que apenas asoma) y también reglas del juego claras en la disputa interna de dirigencias municipales, estatales y nacional.

Y también en la competencia por las candidaturas, desde alcalde y diputado local, hasta senadurías, diputaciones federales y gubernaturas, por lo pronto y en calidad de mientras.

Sería error gravísimo el seguir dependiendo (como hasta ahora) de un “fiel de la balanza” llamado LÓPEZ OBRADOR quien (emulando acaso al doctor ZEDILLO) tendría que marcar con claridad una “sana distancia” hacia su partido.

Darle aire para que crezca bajo el más sano de los impulsos como es la voluntad de las bases. Si estas siguen siendo teledirigidas ello significará un voto de desconfianza. Contrario, incluso, a los dichos del propio AMLO cuando insiste en que “el pueblo no es tonto, son tontos quienes creen que el pueblo es tonto.”

Veremos, pues, si las bases de MORENA son consideradas (o no) tontas, según se elija entre el camino de la voluntad o la servidumbre.

Veremos hasta donde llega YEIDCKOL POLEVNSKY, empresaria capitalina, expresidenta de CANACINTRA, alguna vez senadora por el PRD y hoy refrendada como cabeza del entrante partido oficial, en mandato extendido por voto de asamblea hasta noviembre de 2019.

La misma línea se hizo extensiva las cúpulas estatales, cuando el propio ANDRÉS MANUEL ante el congreso nacional de su partido manifestó su apoyo y dijo celebrar “la propuesta de suspender los procesos de selección de los dirigentes” para “dar prioridad al inicio de la cuarta transformación en el país”.

¡Órale!… aunque, a manera de adelanto (y por lo que hace a la esfera regional) a ver si, de una vez por todas, nos aclaran (1) quien es el responsable real de este partido en Tamaulipas, (2) dónde quedaron sus mandos locales y si (3) les van a permitir la autonomía necesaria o (4) seguirán uncidos (al estilo tricolor) a las disposiciones de la capital mexicana.

En suma, ni fácil, ni poca, ni exenta de riesgos, la tarea de orden organizativo que hoy tienen enfrente los morenos tamaulipecos.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com

WEB: http://lopezarriaga.blogspot.com

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario