¿Por qué se fueron?

Despues de la peor derrota en la historia del Priismo, el partido a través de su dirigente  Claudia Ruiz Massieu Salinas; lanza una convocatoria para todos los militantes, buscando encontrar un diagnostico para saber cuál fue  el factor que les llevo a perder, los cientos de cargos político – administrativos, en la reciente competencia electoral.

Ruiz Massieu Salinas aseguró que se busca una nueva identidad a partir de la autocritica, y advirtió que ese instituto no pertenece a grupo o persona alguna y mencionó que el partido es de todos los militantes.

La herramienta para dicha consulta, consta de un formato que está a disposición en su sitio web oficial, en donde puede plasmar su opinión: ¿porque perdió el PRI el 1° de julio pasado?

Este ejercicio al interior del PRI, por su naturaleza, busca atraer a los cuadros que se han sentido desplazados, y busca recuperarles al  tomar en cuenta (ahora si) su opinión.

En la elección del 2012 el PRI obtuvo 16,3 millones de votos y en este 2018 solo 7,6 millones, lo que indica una disminución de 8,7 millones con respecto a 2012, menos de la mitad de apoyos.

No hace falta buscar muy lejos para saber a dónde se fueron los antiguos simpatizantes; Morena que logró llegar al Ejecutivo, cuenta con solo 319 mil 449 afiliados partidistas,  pero en contraste obtuvo 20 millones 229 mil 314 votos, lo que nos indica a donde vino a parar el voto Priista disidente.

De entrada, vemos que el voto duro del PRI fue el que se mantuvo de pie y activo, ya que cuenta con casi 6 millones y medio de afiliados, y son casi los mismos votos que obtuvo en esta elección.

Así las cosas, resultaría ocioso preguntarle a la militancia que es lo que no les parece, ya que ellos están al pie del cañón de lo que se les presente, mas no es así con los simpatizantes que se habían identificado con el Priismo.

En dado caso, habría que preguntarle a los votantes Morenistas: ¿Por qué se fueron?, esos casi 9 millones de votantes que hoy le pertenecen y se identifican con Morena, salieron de las filas del PRI y no va dirigido hacia ellos la consulta, así como también a los Perredistas que son casi 5 millones y medio de afiliados y solo obtuvieron 1,3 millones de votos en esta pasada elección.

¿Porque se fueron? Las diversas voces que se escuchan, hablan de una falta de inclusión en el partido tricolor, muchos militantes que vieron cooptado su derecho legítimo de aspirar a una candidatura, les abrieron las puertas y les dieron un espacio en el nuevo organismo político.

Atestiguamos el registro victorioso de los expriistas, sobre los apellidos de toda la vida que gustan de intercambiarse curules, sillas de gobierno y oficinas administrativas. Están destinados a repetir la derrota si se continúa con la misma práctica, además si no se sanciona a quien no cumpla con un buen desempeño a la hora de gobernar, cuando al contrario, se les premia con nuevas designaciones en el ejercicio del poder.

En Tamaulipas ya empiezan a levantar la mano quienes pretenden suceder a Sergio Guajardo Maldonado al frente del CDE del PRI, entre quienes podemos mencionar al delegado de la SCT federal en SLP, César García Coronado, el Diputado Alejandro Etienne, el secretario de Operación Política del CEN del PRI, Emilio Grimaldo, entre quienes saldrá el ganador de “la rifa del tigre” que tendrán que sudar la gota gorda ya que el partido no tiene recursos financieros ni militantes en estos momentos.

Estimado lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.

Para comentarios y sugerencias favor de escribir a:

factorentredos@hotmail.com

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario