EL CONSEJO DE CHECO.

A partir del 9 de septiembre en Tamaulipas se inicia el proceso electoral local 2019. Sera para elegir a los nuevos miembros del Congreso Local, que serán 22 diputados de mayoría y 14 de representación proporcional. En esa coyuntura, ya los partidos políticos preparan sus dirigencias y, el que sufre, es el PRI: y lo que sucede ahí nos lleva a preguntarnos, ¿Por qué la democracia interna en un partido político no funciona?

 

La historia de los partidos políticos en torno a la democracia es desastrosa. Y eso que ellos, como organización de interés público, tienen la tarea, el compromiso constitucional de promover las prácticas democráticas. Y la única explicación es la ausencia de una práctica democrática, aunado a que, por otra parte, los ciudadanos carecen de una cultura institucional.

 

PRACTICAS ANTIDEMOCRATICAS.

La democracia interna de los partidos políticos no va, digamos, acorde con el desarrollo de la misma en la sociedad. Basta recordar, por ejemplo, como el PRD, que se etiqueta como partido de izquierda, ante el mugrero de prácticas en la elección de sus líderes nacionales han tenido que anular las elecciones; llegando, incluso a fungir el órgano electoral como árbitro, precisamente para que se reconozcan sus resultados.

 

La última versión de prácticas antidemocráticas se vio en el PAN, en el proceso electoral pasado. Ricardo Anaya, haciendo uso de sus atribuciones como líder partidista, escudándose en una y mil argucias, se apodero de la candidatura presidencial; lo que provoco una ruptura interna, el desastre electoral que tuvieron y, hoy en día, se ven enla necesidad hasta de refundarse.

 

EL PRI Y SU DIRIGENCIA ESTATAL.

Rafael González Benavides se fue de diputado local y, con ello, dejo al abandono la dirigencia estatal de su partido. Entro al relevo, de manera estatutaria, Aida Zulema Flores; que nada abono a que el partido mejorara; olvidados por el CEN, los tamaulipecos empezaron a gritar, a pedir, a reclamar, hasta que se nombró un delegado, que se inicia un proceso para elegir a un nuevo líder. Intentaron por consenso y no se pudo, decidió el Consejo Político Estatal.

 

Oscar Luebbert y Sergio Guajardo, como bien se dice, se vieron las caras en el Consejo Político; que si tomamos como válidas las denuncias y reclamos que se hicieron entonces, los dados se cargaron hacia Guajardo violentando las reglas… pero sobre todo, porque los miembros del Consejo Político, como siempre, respondían a intereses de un grupo, que al final se salió con la suya, que todo indica, fue acabar de destruir a su partido.

 

CONSEJO DE CHECO.

Los panistas seguirán con Francisco Elizondo Salazar en el liderazgo partidista, señalan que ganar 31 de 43 alcaldías es buena señal de trabajo; en tanto que, en MORENA, dados los resultados obtenidos, hay también consenso para que continúen hasta el próximo año. Solamente en el PRI hay prisa por cambiar, están convencidos de la necesidad de hacerlos. La cuestión es que no hay tiempo para un proceso eleccionario interno.

 

Ante ello, el CEN puede nombrar nuevos dirigentes. En este caso, así lo entiende y hasta promueve Alejandro Etienne; en tanto que, Sergio Guajardo ya convencido de que no lo quieren, propone que efectivamente lo nombre el CEN, pero que sea, dice, por consenso, para no que sea una imposición centralista. La cuestión es, si antes, no se pusieron de acuerdo, porque ahora sí. En esta coyuntura, el problema es solo uno: quien quiere, y puede ser, nuevo líder, conociendo las circunstancias, escenario, de cómo debe trabajar.

 

Los priistas tamaulipecos –como en su tiempo lo hicieron los panistas-, no saben ser institucionales, no anteponen sus intereses personales a los partidistas; de ahí, que no haya consenso y la decisión centralista, en todo caso, va a chocar con esas ambiciones desmedidas, personales y, quien llegue, tendrá que tener capacidad personal, individual, para hacer mover al partido.

 

PROTAGONISTAS.

MAGDALENA MORENO ORTIZ. Es la subsecretaria de Educación Básica en el Estado. Y ante el inicio del nuevo ciclo académico ya puntualizo la nueva evaluación académica: el examen tendrá un valor de 60 puntos y el resto, los otros 40, se integraran con factores como: el comportamiento ante sus compañeros (buena conducta), participación en clase, la responsabilidad y otros factores socioemocionales. México, Tamaulipas por ende, esta reprobado en español, matemáticas, química, física… da la impresión que el fin no son los conocimientos.

 

 

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario