DEFENSA DE LA PAZ Y PROMOCIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS, TAREA SIN TREGUA: MICHELLE BACHELET

La expresidenta de Chile inauguró en la UNAM la Cátedra Internacional
por los Derechos Humanos y la Paz Alfonso García Robles
El rector Enrique Graue le entregó un reconocimiento por su
participación en esta Cátedra, que lleva el nombre del universitario Premio
Nobel dela Paz
Bachelet llamó a defender la democracia, el inicio régimen basado en las
libertades, que pugna por la igualdad de todas las personas
Los derechos humanos no sonestáticos, sino una pugna incesante por la plena libertad de
todos; su promoción, al igual que la defensa de la paz, son una tarea sin tregua, afirmó en la
UNAM la expresidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet.
Acompañada por el rector Enrique Graue,Bachelet dictó la Cátedra Internacional por los
Derechos Humanos y la Paz“Alfonso García Robles”, durante la cual recordó al artíficede
los Tratados de Tlatelolco y quien, dijo, “expresó con hechos que la humanidad es capaz de
cuidar a los suyos y cerrarel paso a la guerra”.
“Su voz no sólo resonó en México,América Latina y el Caribe, sino que se sumó al amplio
coro de los justos, de los que confían en el porvenir. Aquí y allá. Ayer y mañana”.
En el auditorio de la Torre de Rectoría, indicó que pueden cambiar las manifestaciones de
los abusos, las formas que se adoptan para su combate, pero lo que no cambia es la misión
de la sociedad de exigirse más en elcuidado y respeto de estas garantías, de estaren alerta
permanente y no bajarla guardia en la protección de las conquistas civilizatorias.
Ante estudiantes de diversas escuelas y facultades, a quienes definió como “actores de mil
batallas, que ayudan a mirar el mañana con esperanza”, la primera mujer en asumir la
Presidencia de su país hizo un recuento de cómo la humanidad ha establecido acuerdos para
reconocer la libertad e igualdad, los derechos universales y hasta garantías de segunda y
tercera generación,relacionadas con la economía, la cultura y valores como la solidaridad.
“A pesar de que la mayoría de los Estados ha ratificado diversos tratados y convenciones,
siguen siendo dolorosos los variados rostros de la vulneración de estas garantías en
cárceles, zonas de conflicto; con políticas migratorias impresentables, alcarecer de acceso
a bienes como el agua, e incluso, con el asesinato de defensores de derechos humanos,
remarcó.
Quien se ha desempeñado como directora ejecutiva de la Agencia de las Naciones Unidas
para la Igualdad de GéneroONU-Mujeres, también expuso que el año pasado hubo 600
marchas relacionadas con la dignidad de la mujer,entre ellas las de Chile.
La defensa de los derechos humanos, reiteró, es una tarea compartida: los Estados tienen la
responsabilidad de respetarlos y protegerlos, establecer políticas para su cuidado y
garantizarla verdad y justicia a los familiares de la violencia. Ya la sociedad le toca trabajar
en la construcción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas.
“Por mucho que perfeccionemos los instrumentos jurídicos, nada reemplaza el trabajo
cotidiano de darforma a una convivencia respetuosa con el otro, y eso es y será siempre la
democracia”, destacó.
Esta creación humana, prosiguió, es el único régimen basado en las libertades, y pone en
igualdad a todas las personas. Su fortaleza es un patrimonio común.
“Como mujer, como médico,como hija, como víctima de la represión, hablar de derechos
humanos no me es indiferente. No podemos aflojar; quienes hemos vivido experiencias de
derrumbe de la democracia sabemos lo que significa ser testigos de que de un momento a
otro lo que parecía impensable sucede.

“Debemos ser consistentes encondenar la violencia en todas sus formas y reivindicar la
vocación de nuestros países de vivir en paz y en tranquilidad, porque ni en Chile ni en México puede haber espacio alguno para el miedo o para el temor. Ya hemos tenido
suficiente”, insistió.
América Latina es un espaciocon gran fuerza vital, que tiene cicatrices, periodos de
oscuridad, pero de los que siempre nos hemos levantado “porque somos una tierra pródiga
de talentos, de esperanzas y sueños que han traspasados las fronteras para llevar a
personas de todos los orígenes a través del mundo”.
Previamente, la directora de laFacultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS,)Angélica
Cuéllar Vázquez,leyó una semblanza de Bachelet, en la que resaltó los vínculos existentes
de México y Chile; además, apuntó que el exilio trajo a la UNAM a grandespensadores y
maestros de los que los universitarios aprendieron mucho. “Bienvenida a ésta su casa, de
amor a América Latina, a los derechos humanos, y de la defensa a las personas”.
A la exposición de la cátedra asistieron elsecretario Generalde la Universidad, Leonardo
Lomelí Vanegas; la abogada General, Mónica González Contró; el coordinador de asesores
del rector, Jaime Martuscelli; el presidente de la Fundación Diplomática “Alfonso García
Robles”, Rafael Medina Martínez; y el embajador de la República de Chile enMéxico,
Domingo Arteaga.

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario