Trump desoye recomendaciones

Desoye recomendación de CIDH y ONU y agrede otra vez a los periodistas

El presidente Donald Trump retomó al ataque contra un par de sus enemigos favoritos, los mexicanos y los medios, interrumpiendo así una breve luna de miel con Mexico después de las elecciones y respondiendo a la petición de defensores internacionales de la libertad de expresión de desistir de sus ataques contra los medios.

En un mitin politico en Pensilvania, la noche del jueves, para supuestamente apoyar a un candidato local, en medio de su usual discurso sobre la urgencia de políticas férreas para el control migratorio, Trump le preguntó a sus fanáticos si recordaban lo que había dicho al inicio de su campaña electoral sobre los inmigrantes mexicanos.

Indicó que de México “está enviando (migrantes), y dije palabras –no las mencionaré aquí esta noche porque hay jóvenes– pero dije palabras y todos pensaron que lo dicho era maravilloso. Y unos dos días después la gente decía, ‘¿él dijo esto, él dijo eso?’ ¿Y adivinen qué? Lo que dije no era nada (peanuts, cacahuates) comparado a lo que resultó ser la verdad”.

Las palabras a las que se refería son las del arranque de su campaña en 2015, cuando declaró que “Mexico nos envía a su gente, pero no están enviando lo mejor… están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores y, algunos, supongo, son gente buena”.

Después regresó al tema del muro y elogió a los guerreros maravillososdel Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Analistas de la relación bilateral han pronosticado que Trump provocará conflictos con México al acercarse los comicios intermedios de noviembre en Estados Unidos, ya que para efectos electorales retomará sus ataques contra los inmigrantes y sus acusaciones de que México si no es una amenaza, no hace nada para ayudar en migración ni en combate al narco ni en comercio.

Aunque los primeros gestos entre Trump y el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, han sido percibidos como augurio de una mejor relación no estén muy seguros, estas sutilezas iniciales tapan brechas profundas en prioridades, posiciones y política nacional, un estallido podría no estar muy lejos, advirtió Shannon O’Neil, especialista en México y América Latina del Council on Foreign Relations. Agregó que al aproximarse las elecciones del 2020, Trump de nuevo tendrá la tentación de demonizar a Mexico.

De hecho, algunos en Wall Street han repetido que les preocupa mucho más Trump que el futuro gobierno de López Obrador, justo por la forma en que el mandatario estadunidense ha manejado el tema de México y los inmigrantes para sus fines políticos.

Comentarios con tu cuenta de facebook

Deja un comentario