Entre vallas y guaruras

Según la última encuesta del periódico Reforma, José Antonio Meade habría aumentado dos puntos en el curso del mes anterior.

El sondeo mantiene a Andrés Manuel López Obrador en la primera posición con el 52 por ciento de la intención de voto a diferencia de los 48 puntos que reportaba a principios de mayo.

De hecho, según Reforma, todos los presidenciables habrían crecido a excepción del panista Ricardo Anaya quien cayó del 30 al 26 por ciento.

Hasta Jaime Rodríguez Calderón reportó un aumento. El gobernador de Nuevo León con licencia pasó de dos a tres puntos.

Claro que los cuatro puntos ganados no son para echar las campanas al vuelo a un mes de la jornada de votaciones, pero inyectaron renovados ánimos a los priistas según se observó durante la visita del candidato presidencial a Tamaulipas. Algunos connotados militantes hablan de que ya “prendió” la campaña.

En su estancia, Meade no dijo nada nuevo pero si se observaron detalles diferentes como una mayor presencia de elementos del Estado Mayor presidencial que cuidaron en extremo al aspirantes ciudadano. Se observó en Tampico y en Altamira, de manera más evidente.

En el CEBU, la asociación ganadera de Altamira, los “guaruras” rodearon a Meade al grado de no permitir siquiera la cercanía con la prensa. No hubo entrevista.

En el auditorio municipal de Tampico, el primer círculo del escenario fue blindado con vallas metálicas. Solo estuvo la más selecta clase política del Puerto y los llegados de Ciudad Victoria.

En Altamira el plausometro se lo llevó indudablemente el candidato a la presidencia municipal de Ciudad Madero, Julio Cesar Barrientos y es que la movilización de los petroleros sigue siendo muy efectiva.

En Tampico, los aplausos arrancaron de manera más natural con la presentación de Magdalena Peraza que subió al escenario a saludar a José Antonio Meade.

La dos veces alcaldesa y aspirante del PRI a la reelección tenía nutrida porra y se notó cuando empezaron a gritar “tres, tres, tres” en alusión a la tercera vez por la presidencia municipal.

Gran parte de la actividad política de la semana se registró en el sur del Estado. El operador de AMLO, Ricardo Monreal dio una conferencia en Madero donde adelantó el triunfo en las alcaldías de al menos una docena de municipios.

Llamó la atención la cita referente a Ciudad Victoria en donde dijo que el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” estaba empatado. No reveló con cuál de sus contrincantes.

La próxima semana Monreal regresa a Tamaulipas. Hará gira por los municipios del norte.

En Matamoros, el candidato de Morena Mario López se reunió con pastores ante quienes refrendó sus compromiso de campaña y se comprometió a promover el turismo misionero.

El empresario está dando la sorpresa con una campaña efectiva que sigue en ascenso.

maribelvillarreal@hotmail.es

Facebooktwittergoogle_plusredditmailFacebooktwittergoogle_plusredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *