FACTOR ENTRE DOS ¿Es tan malo un cambio de sistema?

 

Por: José Efraín caballero Sevilla

Cd. Victoria.- Las tendencias electorales siguen consistentemente sin cambios, con respecto a lo que fue el inicio del periodo pre electoral y transitoriamente, hoy a poco más de un mes que falta para ir a sufragar el voto ciudadano, parece inevitable que se estará dando la alternancia a un gobierno orientado a la social democracia, representado por el abanderado de “Juntos Haremos Historia” Andrés Manuel López Obrador.

Esto surge dadas las últimas encuestas difundidas que poseen la mayor credibilidad dentro del sistema demoscópico nacional, registrando por el Diario Reforma un 48% de ventaja de Obrador contra un 30% de Ricardo Anaya y 17% de José Antonio Meade, mientras El Financiero este lunes le daba a Obrador 20 puntos de ventaja sobre Anaya y el día viernes 18 de mayo la encuestadora IPSOS da 19 puntos de ventaja sobre el segundo lugar Anaya.

Ante estas muestras que reflejan una tendencia prácticamente irreversible a tan escasos días de las elecciones, es necesario hacer un análisis si el siguiente esquema de gobierno que presidiría el candidato de la coalición “Juntos haremos Historia”, que está orientado a la social democracia, el impacto que puede tener dentro de las políticas económicas del país.

Este modelo de gobierno consiste en promover la justicia social, dentro de una economía capitalista, y el llevar medidas para la redistribución del ingreso y una marcada regulación económica en los rubros de interés general, el cual difiere radicalmente del neoliberalismo que ha estado presente en las últimas décadas en nuestro modelo económico.

Esto va de la mano con una política económica dirigida a favorecer a la clase trabajadora, y la interrogante que surge es: ¿es bueno o malo para el país este modelo económico?

Habría que echar un vistazo a la historia para darnos cuenta de ello, este modelo es parecido al que México implementó posterior a la mitad del siglo XX, cuando nuestras tasas de crecimiento en promedio eran del 6.5% y fluctuaban entre el 3% y el 11% que en 1964 dio la campanada a nivel mundial con el increíble crecimiento, logrado solo por países como Japón, siendo considerado el “milagro Mexicano” y nuestro país se posiciono como una de las economías emergentes en vías de desarrollo más importantes.

Como dato ilustrativo, a manera de comparación, fue la crisis de 1982 al final del periodo del Presidente José López Portillo, en el periodo de transición, con el considerado primer tecnócrata presidencial Miguel de la Madrid Hurtado, egresado en la universidad de Harvard, cuando dio inicio la debacle de ese milagro Mexicano, con una alta devaluación de la moneda y rompió con el modelo desarrollista tradicional abandonado en las siguientes tres décadas con el modelo neoliberal.

Sería una nueva transición de un sistema de gobierno a otro, está documentado que en cada periodo sexenal posterior al modelo que había prevalecido, con el nuevo esquema se redujo el porcentaje de crecimiento del Producto interno bruto (PIB), estadísticamente en el periodo de Miguel de la Madrid el crecimiento fue del 0.18%, con Carlos Salinas fue del 3.91%, Ernesto Zedillo fue del 3.39%, con la alternancia Panista de Vicente Fox se dio el 2.03%, con Felipe Calderón el 2.04% y en este actual periodo es el peor desde Miguel de la Madrid con el 2.1%.

Además del Producto Interno Bruto que refleja el crecimiento económico, antes de este modelo neoliberal, las políticas sociales gubernamentales dieron cuenta del nacimiento de instituciones que coadyuvaban a la mejora en la calidad de vida del trabajador.

Entre ellas podemos citar la creación de instituciones como el IMSS, ISSSTE, INFONAVIT, SEP, IPN entre otros. Quizás  López Obrador represente al viejo PRI, un PRI que estaba orientado a favorecer a la clase trabajadora y que cambió de rumbo en el inicio de la década de los ochentas con los resultados anteriormente citados.

Estos datos servirán para darnos una idea respecto a la que podría ser el cambio en la configuración de las políticas socio económicas en el venidero gobierno a solo poco más de un mes de formalizarse de cara a las elecciones.

En el próximo debate a celebrarse este domingo 20 de mayo, si no sucede algo espectacular que cambie dramáticamente el sentido del voto, será el modelo social demócrata a seguir dentro de los próximos 6 años.

Querido lector tenga un buen fin de semana, nos leemos en la próxima

Contacto: factorentredos@hotmail.com

 

Facebooktwittergoogle_plusredditmailFacebooktwittergoogle_plusredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *